Áreas Marinas Protegidas

Para lograr resultados óptimos, la protección marina debe basarse en la ciencia y ser adoptada por la comunidad.

Combinando la investigación científica marina y las innovadoras iniciativas educativas, Asociación Ondine trabaja para la creación y gestión efectiva de una red de áreas marinas protegidas cuidadosamente seleccionadas en el mar Balear.

Áreas Marinas Protegidas

Un mar Balear frágil

Las Islas Baleares son uno de los principales destinos turísticos de Europa. Su belleza natural atrae a millones de visitantes cada año, aumentando la población local ya creciente. A pesar de albergar algunos de los ambientes marinos más abundantes en el Mediterráneo, el impacto negativo que la demografía en expansión, del aumento del turismo y de actividades como la sobrepesca, el consumo excesivo y la contaminación, tienen en el medio marino local es grave y ha puesto a los ecosistemas y especies marinos frágiles en peligro de regresión. 

Dado que se espera que esta evolución continúe, es muy probable que la presión de la actividad humana en el medio marino aumente - a menos que se adopten medidas urgentes - y llegue a un punto en el que los ecosistemas marinos no puedan recuperarse, finalmente resultando en un colapso con consecuencias inevitables para todos los interesados.

El gobierno local se ha esforzado por aumentar el número y superficie de áreas marinas protegidas (AMPs). Los resultados positivos de la reserva marina de El Toro son un ejemplo excelente de protección marina exitosa. Sus efectos positivos en la industria de la pesca, de los yates y del turismo, demuestran claramente que el crecimiento económico no es sólo compatible con el cuidado del medio ambiente, sino que depende de él.

Para lograr una protección y vigilancia efectiva de las AMPs, la administración depende de información científica proporcionada por investigadores y técnicos marinos. Aquí es donde la Asociación Ondine juega un papel importante.

Un mar Balear frágil

Una red de Áreas Marinas Protegidas

La Asociación Ondine tiene como objetivo ayudar a la administración a desarrollar una red eficaz de AMPs cuidadosamente seleccionadas. Una red bien diseñada tendrá beneficios ambientales, económicos, culturales y sociales para las Baleares.

Para identificar las ubicaciones óptimas para las nuevas AMPs trabajamos en estrecha colaboración con un equipo dedicado de experimentados científicos marinos, varias instituciones científicas y el gobierno local. Nuestro equipo de AMPs realiza investigaciones científicas y estudia posibles sitios para nuevas AMPs, suministra datos de estudios de expediciones de buceo y crea propuestas y esquemas requeridos para la selección, declaración y gestión de nuevas AMPs.

Al elegir el número, la ubicación, el diseño y la gestión de las nuevas AMP, con el fin de optimizar sus beneficios potenciales y los recursos financieros que se les asignan, deben seguirse criterios técnicos. Para maximizar los resultados positivos es crucial que las nuevas AMPs se seleccionen sobre la base de datos científicos objetivos y que se considere la conectividad entre áreas seleccionadas.

Para crear un efecto de trasvase positivo hacia las áreas intermedias, la distancia entre las AMPs se determina teniendo en cuenta factores importantes tales como la distancia de dispersión de las larvas. Esto permitirá una selección óptima de las nuevas AMPs, permitiendo la recuperación de los ecosistemas marinos y eventualmente un aumento significativo de la biodiversidad y de las poblaciones de peces en el Mar Balear. Al basar las ubicaciones de AMPs en datos científicos, garantizamos la protección y preservación de las especies y ecosistemas más valiosos y vulnerables.

Una red de Áreas Marinas Protegidas

La reserva marina de Sa Dragonera

Actualmente existen ocho reservas marinas y un parque nacional marino que abarcan menos del 6% del mar Balear. La más recientemente declarada reserva marina, es Freu de Sa Dragonera, es el resultado directo de la colaboración entre la Asociación Ondine y el Gobierno de las Islas Baleares. 

En 2015 la Asociación Ondine fue solicitada por la administración para suministrar datos científicos y presentar una propuesta para la gestión de una nueva AMP alrededor de la isla de sa Dragonera. La propuesta, desarrollada por nuestro equipo de AMPs, sirvió de base y la nueva reserva marina fue declarada en octubre de 2016. 

El Parlament de les Illes Balears aprobó la Ley 6/2013 de pesca marítima, marisqueo y acuicultura en las Illes Balears, en la cual, entre otros aspectos, se estipula que se deberían definir las directrices para planificar y gestionar las reservas marinas del archipiélago Balear. A este respeto, la Direcció General de Pesca i Medi Marí del Govern de les Illes Balears ha expresado su interés en el proyecto de la Asociación Ondine "Red de Áreas Marinas Protegidas de las Illes Balears. Protección marina efectiva basada en ciencia", mediante el cual se pretende establecer unos criterios científicos para la creación de una Red de AMPs en el litoral de las Illes Balears. Además, AO fue elegida para representar a las instituciones de conservación de la naturaleza en la Comisión de Seguimiento de la reserva marina de Sa Dragonera.  

Ahora trabajamos por la inclusión de las aguas exteriores de Sa Dragonera, que están bajo la jurisdicción del Gobierno español, en la reserva marina. Simultáneamente, continuamos con la planificación y ejecución de nuestras próximas expediciones científicas. 

La reserva marina de Sa Dragonera